A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

Se cumplen antojos 

León, Guanajuato

Arte y Tendencias

Se cumplen antojos

Por Tania Pérez   11/03/19

El capricho que el paladar tenga aquí se vuelve realidad. En Tutto l’amore los platillos más comunes se convierten en una especialidad y deleite, pues consentir y sorprender al cliente es prioridad.   

El amor que siente por el café dirigió su vida. Laura Jaramillo pasó de escabullirse en la casa paterna para estar cerca del olor a café que los adultos consumían mientras compartían su sapiencia, a formar su propio negocio en torno a este fruto tropical.

Después ser empleada en varias cafeterías y de emprender un negocio en Aguascalientes, Laura decidió que dedicaría la vida a su bebida favorita, y en 2011 creó la marca de café y jarabes saborizantes Tutto l’amore (de venta por pedidos telefónicos y en Mercado Libre).

Al dedicarse a la venta y distribución de un producto que ganaba popularidad rápidamente, pronto le hizo falta un lugar propio donde pudiera ofrecer degustaciones de la mezcla de granos de Coatepec (Veracruz), Zongolica (Veracruz) y Pluma Hidalgo (Oaxaca), que comercializa con un peculiar tostado.

“Ni es americano que es tostado medio, ni es francés que es tostado oscuro, sino que es un intermedio que se llama tostado italiano, por eso ahí encontramos el equilibrio, porque ni está quemado ni está crudo [...] Siempre tenemos café y está fresco, eso es una de nuestras ventajas y por las que ofrecemos una excelente taza, que es un café que no tiene más de 15 días de tostado.  

Yo encuentro en mi café la taza perfecta, fui a Italia y no encontré un café como éste, así de plano”.

Esta misma afirmación fue compartida por el empresario restaurantero y escritor Roberto Nova, quien le dedicó la narración ‘La última taza’, en su libro El hombre del impermeable.

Pero no solo es el café que Laura prepara lo que causa admiración en quien visita Tutto l'amore, su chispeante personalidad le otorga un voto de confianza a clientes asiduos que con frecuencia prestan sus papilas gustativas a las innovaciones de la chef.

En el 2012, cuando abrió su cafetería en La Martinica, Laura comenzó el menú de alimentos con opciones sencillas como baguettes y ensaladas, y fueron los mismos clientes quienes comenzaron a ampliar las opciones.

“La gente te va llevando, la gente me fue pidiendo más, me va pidiendo comida, almuerzos y entonces empecé con los viernes de lasaña. Todo lo que está en el menú es una inspiración de lo que la gente te va pidiendo y de lo que tú vas viviendo en los viajes o en otros lugares”.

Con la reinstalación en su local actual, al menú fijo se sumaron los chilaquiles combinados con lo que el cliente pida: los huevos rancheros, bañados con salsa de la abuela (tatemada y molcajeteada) y unas clásicas pero únicas enchiladas suizas, con sabor intenso pero de textura aterciopelada por la salsa receta de casa y con queso suficiente.

“Siempre vamos a servirle a la gente como a mí me gustaría, nada de pichicaterías, ¡se sirven bien!”.  

También se pueden pedir para comer allí o para servicio a domicilio, sándwiches de la carta o al gusto, un platillo adaptado para niños en caso de que el comensal sea un pequeñín, o unos huevos rotos con papas, jamón serrano, aceite de oliva y ensalada, ideales para acompañar con un jugo combinado de sabor secreto.

“Se llama jugo combinado pero me preguntan «¿de qué?», de lo que haya, siempre te va a tocar diferente y ya después les doy chance que adivinen los ingredientes”, bromeó Laura.

Así es como han surgido las temporadas de ‘enchipotladas’, platillos de un solo día para un sólo cliente como ‘encilatradas’, flautas de escamoles o pescado asado.

“La gente tiene que venir abierta a una experiencia y si trae ganas de algo, pedirlo [...] Si tenemos los ingredientes se los hacemos pero que no me desperdicien nada”.

Entre los múltiples platillos también hay opciones dulces como una rebanada de pan, queso ricota o nata y fruta, sencilla y deliciosa; helado de lavanda, tartaletas o tiramisú.  

En Tutto l’amore, como el mismo nombre lo dice, todo está hecho con amor, desde el logo que tiene múltiples significados personales para Laura hasta cada uno de los muebles que conforman el lugar y que van desde libreros hechos a medida por iniciativa de una clienta, sillones comprados especialmente para el descanso de los visitantes, cuadros regalo de comensales más que satisfechos y alacenas heredadas con más de 100 años de historia.

Todo esta mezcla de elementos provocan un ambiente relajado y cálido en el que conviven por igual, como amigos, desde el político de alto rango que viene a desayunar, el grupo de madres de familia que maridan el cigarro matutino con un buen té, el periodista famoso que busca un lugar para escribir, los trabajadores que llegan a comer con un poco de carrera para regresar a la oficina o el artista polémico que encuentra inspiración con un buen macchiato (bebida destacada de la casa -mitad café, mitad leche espumosa-).

Así, con esa esencia y con un buffete italiano y música en vivo, es como Laura Jaramillo busca festejar el octavo aniversario de Tutto l’amore este próximo lunes 1 de abril. Además, como agradecimiento a quienes han formado parte de esta comunidad del buen comer y que han sido parte de esta historia, habrá tazas conmemorativas.

 

Tutto l’amore
Horarios: De lunes a viernes de 8:30 a 15:00 horas
Dirección: San Esteban #134, Col. La Martinica

Teléfono: 477 195 03 80

 

Este artículo forma parte de la Revista Alternativas 104, si quieres consultar la revista completa, da click aquí.


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899