A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

Un sincretismo llamado santería 

León, Guanajuato

Cultura, Identidad y Patrimonio

Un sincretismo llamado santería

Por Silvia Palacios   11/03/19

Al hablar de la época de La Conquista regularmente se remite a las guerras entre españoles y pueblos prehispánicos, al surgimiento de nuevas castas y a la evangelización de la religión católica; pero, hay un punto que rara vez es tratado y que surge de aquellas personas que llegaron a tierras mexicanas como esclavos.

Al igual que los españoles, los africanos trajeron a la Nueva España sus costumbres y creencias: la religión yoruba, por ejemplo, que tiene su origen principalmente en Nigeria. Pero al llegar se enfrentaron a la prohibición de profesar libremente su religión y tuvieron que recurrir a métodos para practicarla en secreto, es ahí donde surge la sincretización con el cristianismo que derivaría en lo que actualmente conocemos como santería.

“Cuba era el puerto principal donde llegaban los españoles a dejar esclavos, de ahí se repartían a Brasil, a México, a parte de Norteamérica, inclusive aquí a Guanajuato. Hay historias de esclavos africanos trabajando en minas de Guanajuato.

Los españoles les prohibían cualquier ceremonia o culto a sus deidades, entonces para poder seguir realizando eso, porque era lo único que les quedaba a los africanos, su religión, empezaron a ocultar elementos naturales como tierra, piedras y plantas dentro de figuras cristianas. Al momento de que los sacerdotes españoles los veían adorando a San Francisco de Asís, en realidad ellos adoraban a los dos: a San Francisco de Asís como a su deidad que era Orula, entonces es ahí donde nace la fusión, la sincretización”, explicó Mauricio Cholico, santero.

La santería es una religión compleja que va más allá de los amarres y ‘trabajos’. Aunque si bien, de acuerdo con Mauricio Cholico creen en un único dios, el mismo Dios que los católicos, aunque ellos lo conocen como Olodumare; tienen a sus deidades -orishas-, que se podría decir, tienen su equivalente en los santos y Vírgenes en la religión católica.

Los patakies son historias que narran cómo fue formándose cada orisha, la tierra, cómo hacer la vida bien o cómo no hacerla bien. Hay miles. En tanto, el tablero de Ifá es una tabla circular de madera a través de la cual habla Orula, uno de los orishas más importantes.

Los babalawos son los sacerdotes de la religión yoruba y la santería, son quienes tienen el poder de realizar ceremonias de alto rango y quienes profesan mayor conocimiento sobre la religión que tiene cientos y cientos de cantos.

“Si yo agarro una hierbita tal, esa hierbita que voy a meter en la ceremonia lleva un canto, si yo agarro una piedra o dos o tres piedras, esas piedras llevan otro canto, si yo le pongo una vela, esa lleva otro canto, entonces son muchos, muchos cantos”.

Cholico señaló que hay ceremonias para cada grado y cada una tiene su complejidad. La primera es la de iniciación, donde el ayelo -iniciado- recibe los collares, que conforme pasa la ceremonia van cambiando de nombre; primero son elekes y una vez que concluye la ceremonia son llamados iñales.  

“Antes de recibir a toda la gente, les recomiendo que tengan un debido conocimiento de qué es lo que se va a recibir porque esto es un compromiso para toda la vida. Muchas veces la gente viene nomás para resolver un problema, ya sea con la pareja, en el trabajo, con una deuda, con una demanda y después lo botan, entonces esto no es así, esto no es una varita mágica, las ceremonias tienen un propósito: para mejora de la vida (...) la ceremonia se realiza en tu ser espiritual, en tu ser físico, en tu ser mental, no se puede hacer una ceremonia a larga distancia o por teléfono, tiene que estar presente la persona”.

Posteriormente está la ceremonia para la entrega de los guerreros Elegguá, Oggún y Ochosi. A diferencia de la primera ceremonia que puede ser realizada por un santero, ésta debe ser encabezada por un babalawo y consiste en la entrega de dichos guerreros, que sirven para fortalecer el camino.

De ahí sigue la ceremonia que se llama ángel de la guarda o bajar ángel de la guarda. En ésta se pregunta con un oráculo quién es tu padre, en cuestión de santos o quien es la deidad encargada de ti, a quién tienes que pedir y quién te está protegiendo.

Cholico menciona que una de las ceremonias más importantes es la llamada coronar santo, ya que recibes varios santos en tu cabeza al igual que tu ángel de la guarda, “te entregan un santo que se llama Obbatalá, que en la religión católica es la Virgen de Fátima; se te entrega otro santo que es Oyá, que es la encargada del cementerio, que es la Virgen de las Mercedes o muchos la sincretizan también con la Virgen de la Candelaria; te entregan otro santo que es Oshun, que es la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. Te entregan también a la hermana de Oshun, que es Yemaya, que sincretizan aquí en México como la Virgen de Regla o algunos santeros también la sincretizan como la Virgen de San Juan. Se te entrega Shangó, que es Santa Bárbara y se refuerza el Elegguá, Oggún y Ochosi.

Después de eso, del camino marcado o lo que le salga a una persona, se entregan diferentes santos o se hacen diferentes ceremonias”.

Pese a que no existen templos para practicar la religión, están las casas santorales, sitios donde se practica y trabaja la santería. En la Ciudad de México hay grandes casas o edificios donde trabajan varios babalawos o santeros en comunidad.

La santería es una religión que requiere de un amplio y constante estudio, que no cualquiera puede realizar y que no debe tomarse a la ligera refiere Mauricio Cholico y señala que “un santero debe tener valores humanos, mentalidad y educación buena, porque la religión se hizo para algo bueno. Tienes que encaminarte sobre eso bueno, no sobre la maldad (...) yo como santero tengo que tener conocimiento de lo malo, no para hacerlo, sino para saber cómo defenderme.

Ahora, un buen santero antes que nada tiene que tener un buen conocimiento, tiene que ser una persona noble, no puede ser presumido. Si tiene mucho conocimiento no va a ser una persona que esté alardeando de lo que conoce”.

Pese a que la santería es una religión rodeada de mitos, no hay más que, aquellos que deseen conocerla a profundidad, se adentren en su estudio, permitiéndose conocer más allá del culto, todo lo que implica, desde la movilidad cultural, el sincretismo y los contextos históricos-sociales.

 

Este artículo forma parte de la Revista Alternativas 104. Entra aquí para disfrutar la revista completa.


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899