A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

La Diego y la Efrén, dos Casas con el nombre de todos 

León, Guanajuato

Cultura, Identidad y Patrimonio

La Diego y la Efrén, dos Casas con el nombre de todos

Por José Antonio Alvear García   16/10/18

Las Casas de la Cultura, del Instituto Cultural de León, han sido por años el hogar de incontables artistas en formación y centros de reunión ciudadana; y haciendo gala de ello, celebran sus 45 y 15 años, con actividades abiertas a todo público.

Están las casas comunes, las que son de cada quien y los demás vemos por fuera. Están las casas familiares, las que son referencia de una comunidad más amplia y que, aunque ya no se habita en ella, sigue siendo un hogar porque ahí creció su sentido. Y están las casas de todos, aquellas donde no hay ni títulos, ni dueños ni puertas cerradas. Las Casas de la Cultura son precisamente eso, hogares de quienes buscan un espacio muy suyo para ser muy ellos.

Este 2018, estamos de fiesta. Las dos Casas de la Cultura de León, Diego Rivera (Centro Histórico) y Efrén Hernández (Fracc. Hidalgo), cumplen 45 y 15 años, respectivamente.

Rememorando sobre la historia de estos dos inmuebles, nos encontramos con nombres, periodos, gobiernos, fechas, pero sobre todo, con personas de todas las edades, condiciones y disciplinas artísticas que gustan la cultura.

Atendamos a la historia oficial

La Casa de Cultura Diego Rivera es un emblema del Centro Histórico de nuestra ciudad, misma que ha cambiado con los hechos y se ha adaptado a estos. El edificio que ahora conocemos data de 1765 y, como una niña que juega en el parque, ha sido testigo del cambio de la propia plaza en que habita; por ejemplo, a mediados del siglo XIX fue llamada Plaza de la Tercera Orden de San Francisco. Es por eso que todavía se ven procesiones de sus herederos paseando a la estatua del santo. Más adelante, esa misma plaza se llamó de la Emperatriz Carlota y es que, también las plazas tienen filiaciones políticas.

A finales del siglo XIX, la casa fue propiedad del Municipio para albergar oficinas públicas como la Aduana, el Registro Civil o la Oficina de Juzgados; pero, en 1890 regresó a manos particulares, esta vez como propiedad de la familia Guerra, quienes convirtieron el predio en el emblemático Mesón y después Hotel de las Delicias, de donde toma nombre el Portal que le precede y que aún conserva dicha nominación.

Para 1910, tiempos revolucionarios, se convierte en el Gran Hotel Guerra; nada que ver con la revuelta, sino con el nombre la familia que aún lo ostentaba. En ese tiempo la plaza cambió de filiación política una vez más y se llamó Parián Hidalgo. En 1916 la casa cambió de dueño y pasó a manos de Don Guillermo Vera, y  aunque no dejó de ser hotel, cambió de nombre a Hotel México, un lugar de gran renombre nacional, hasta 1974.

Un año antes, el 14 de agosto de 1973, el entonces presidente municipal, Lic. Sergio Cano Meléndez, declaró iniciadas las actividades de la nueva Casa de la Cultura de León, ubicándose inicialmente en otro predio llamado de las Monas. Poco tiempo después, la Junta de Administración Civil, que se conformó para gobernar de 1974 a 1976, rescató el edificio del Portal Delicias y lo constituyó formalmente como Casa de la Cultura.

Historia aparte, más corta pero no menos importante, tiene la Casa de la Cultura Efrén Hernández. Las instalaciones que ocupa fueron otrora las del llamado Parque IV Centenario, en donde se practicaban deportes como básquetbol y fútbol.

Viendo el Municipio de entonces que el espacio permitía otros oficios, encontró en él una vocación decidida como Casa de Cultura. En 2003, contando con tres de las cinco aulas que actualmente tiene, iniciaron los cursos donde cientos de alumnos encuentran un camino generoso hacia la iniciación en las artes.

Actualmente, la Efrén Hernández, como cariñosamente le dicen quienes le aprecian, también es sede de talleres experimentales y alternativos como los huertos urbanos, break dance, reparación de bicicletas con visión sustentable y otras disciplinas que la convierten en un espacio donde se entiende que la cultura no se reduce a las llamadas bellas artes, sino a toda aquella expresión que nos da sentido a través de otras manifestaciones estéticas.

Dos poderosas razones obligan al Instituto Cultural de León a vestirse de ‘manteles largos’ por el doble aniversario que este año se celebra. La Diego Rivera y la Efrén Hernández siguen de pie como las Casas de todos. Serían incontables las pinturas, las canciones, los bailes, las obras de teatro o las palabras que en ellas han visto la luz; no tendría caso enumerarlos, no sólo por lo imposible de seguir su rastro, sino porque detrás de todo ello, hay corazones de feliz recuerdo, y esos no se cuentan como una estadística, se festejan como un pasado que nos trae buenas noticias.

Los festejos, de las Casas de la Cultura del ICL, están formados por actividades de entrada libre y aptas para todas las edades, como charlas, trueques y recorrido; talleres de cianotipia y ‘bombas verdes’ (bombas de semillas); y conciertos de la Orquesta Tìpica Municipal y de guitarra clásica; así como, presentaciones escénicas con el Grupo de Danza Contemporánea Espiral, Ballet de Danzas Polinesias Tuhei, Infractor Teatro, por mencionar algunas.

El programa completo lo puedes consultar a partir de la página 53 en la sección agenda, o bien en: www.institutoculturaldeleon.org.mx

Texto publicado originalmente en Revista Cultural Aternativas 99. La Diego y la Efrén, dos Casas con el nombre de todos. 


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899