A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

El espectáculo de la diversidad 

León, Guanajuato

Cultura, Identidad y Patrimonio

El espectáculo de la diversidad

Por Alberto Muñoz / Fotos: Gabriel Hernández Elizondo   08/08/17

Detrás de los colores, el exhibicionismo y la fiesta, este verano la comunidad LGBTTTI de todo el país salió a las calles durante para hacer un acto de visibilidad, a través de marchas en ciudades como Guadalajara, México y León. A continuación te compartimos una crónica sobre el certamen ‘La belleza de nuestra comunidad’, donde fue coronada Stephany, una chica transexual originaria de León. 

 

En junio se celebró la 39 edición de la marcha del Orgullo LGBTTTI en la Ciudad de México. Cerca de treinta mil personas llenaron Paseo de la Reforma con pancartas y consignas, conmemorando logros y exigiendo derechos. Las calles se llenaron de banderas multicolores y vestuarios extravagantes. En ese marco, una noche antes, a kilómetro y medio del Ángel de la Independencia, se llevó a cabo un evento que, a su manera, se unió a la lucha por la igualdad.

El Nuevo Teatro Silvia Pinal se encuentra en la calle Versalles, a cuadra y media del Monumento a Colón. Este discreto recinto fue el albergue de un fastuoso derroche de creatividad, cortesía de docenas de artistas y modelos pertenecientes a la comunidad queer, durante el certamen ‘La belleza de nuestra comunidad’, organizado por CEGA producciones.

En dicho evento que hace recordar a los televisivos Miss Universo, personas de todo el país compiten por algún título, como Stephany, una chica transexual originaria de León que busca llevarse la corona Miss Universo Gay. “Te da un poco de nervios, pero es padre”, comenta mientras espera la música para salir a bailar. “Que la gente te admire, que la gente te aplauda, que reconozcan tu trabajo” es lo que le complace del show.

Compartiendo camerino está Raúl, quien compite por ser el Modelo México Gay, y representa también al estado de Guanajuato. A pesar de ser su primer certamen, tiene muy claro su participación: “Si en algún momento puedo salir en algún medio público, puedo mostrar la aceptación por mi comunidad”. 

No es el único nuevo en el certamen. Los más experimentados comentan que en cada edición se presentan más chavos a las pruebas. En un país donde el suicidio es la tercera causa de muerte en menores de 25 años, y que una de cada cuatro personas LGBT+ víctimas de acoso escolar contemplan quitarse la vida, que jóvenes se acerquen a estos eventos es un gran avance, celebran.

Raúl cree que es un acto de visibilidad, “dar tu voz, tu opinión y tu apoyo a la comunidad”, y remata, “el que no se ve, no existe”; lo cual es una realidad en México. Por ejemplo, el Congreso solicitó hace poco al INEGI ampliar la información sobre esta minoría, ya que no existen estadísticas fiables.

Paulina es un chico de 20 años de Guanajuato que lleva casi un año travistiéndose. Él compite por ser La Modelo México Gay. “La verdad, sí es difícil ser travesti,”, y aunque no aclara sus razones, es claro que la discriminación es una de ellas.

A pesar de que México es el segundo país en el mundo con más crímenes de odio al LGBT+, el mapa de discriminación es algo ambiguo. Por ejemplo, en León, considerada una ciudad de ‘mochos’, “no es tan de doble moral como otros estados, no es tanto como se piensa”, opina Stephany sobre su vida en León.

La doble moral bien podría ser un síntoma nacional. Aun cuando la Ciudad de México fue pionera en Latinoamérica en acoger el matrimonio igualitario, han surgido movimientos de represión, como el Frente Nacional por la Familia, grupo que disfraza su discurso en contra de la comunidad LGBT+ pidiendo protección a la familia tradicional y a la educación de los niños; pero ese es un tema que esta noche no nos ocupa, está por abrirse el telón.

Poco antes de la tercera llamada, Stephany, Raúl y Paulina abandonan el camerino. Suena Ritmo de la Noche y los participantes se unen en una coreografía, cualquier indicio de rechazo o adversidad se disuelve. Cuando termina la canción, comienzan las presentaciones individuales, la audiencia vitorea sin control.

En el escenario no sólo desfilan varias expresiones de género, también distintos tonos de piel y cuerpos. Parece una réplica a una cultura en la que el concepto de belleza es muy limitado, y a un país donde el clasismo y el racismo son latentes. Los concursantes modelan vestidos típicos de su región, luciendo telas coloridas, complejos detalles y accesorios extravagantes. Hacen un llamado en silencio a la aceptación de nuevos híbridos estéticos, y de distintas formas culturales y sexuales de expresión.

Al final de la gala, Stephany es proclamada ganadora en su categoría, convirtiéndose en Miss Universo Gay México 2017. Dos semanas más tarde saludará desde otro escenario, ubicado en la Plaza Principal de León, festejando junto con su comunidad la marcha por el orgullo. Ni Raúl ni Paulina logran obtener una corona esta noche.

Adoptar la elegancia y la creatividad es una forma de combatir a un mundo donde la sexualidad y los roles de género tradicionales siguen siendo la norma. Si erradicamos el rechazo y nos abrimos a las diferencias, tal vez logremos complacer ese anhelo humano de encontrar la auto-aceptación, y podríamos llegar al punto en que la diversidad, en el más puro sentido de la palabra, nos refugie a todos.

 

 

 


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899