A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

Black Metal: veneno para los dogmas de fe 

León, Guanajuato

Música

Black Metal: veneno para los dogmas de fe

Por Por Rafæl B.    10/07/17

Incomprendido por sus notas distorsionadas, rapidez y temática lírica; señalado como impropio por su ideología (además de los sucesos ocurridos alrededor de él), el Black Metal es para algunos el género más oscuro que ha dado metal, sobre todo en un país como México, donde se le da preferencia a otro tipo de música. Se hace referencia al Black Metal como el veneno para los dogmas de fe. 

 

El Black Metal es una de las distintas ramas que ha dado el rock. A mediados de los años 80 surge este género compuesto por guitarras con una distorsión agresiva, bajo con notas graves, batería rápida y voz desgarrada; y una ideología ocultista y de temática satanista; lo que lo distingue de los géneros antecesores, tales como Death y Thrash Metal, que si bien proponían violencia, odio a la religión y repudio a algunos aspectos sociales, se quedaban cortos.

Europa fue la cuna de este movimiento, en el que destacaban bandas como Venom, Bathory o Hellhammer. Fue en 1986 cuando nació la primera grabación de la banda Mayhem, quien había creado un nuevo estilo musical. Lo llamaron ‘Black Metal’, a raíz de un álbum de una banda inglesa llamada Venom. Poco a poco, el género llamó la atención de músicos noruegos como Darkthrone, Burzum y Thorns, abriéndose paso después en países como Suecia, Finlandia, Polonia, Alemania, Bélgica y Dinamarca.

 

 

Noruega fue protagonista de la quema de iglesias y suicidios, mismos que llegaron a aparecer como portadas de materiales discográficos. Este género estuvo rodeado de asesinatos entre músicos que pretendían erradicar el cristianismo en su país, ya que consideraban que esta religión había llegado a invadir e imponer sus dogmas, por lo que iniciaron una cruzada que no se logró, pero que dio más seguidores a este tipo de música.

Por 1994, aparecen en Ciudad de México bandas como Xibalba, con un sonido agresivo y letras que hacen alusión a las culturas prehispánicas, siendo posiblemente la primera banda en abordar ese tema en México; Ereshkigal, siguiendo la temática oscura de las bandas europeas, y Funereal Moon, con un sonido muy diferente a lo que todos hacían, con un teclado que creaba una atmósfera fúnebre acompañada de voces guturales.

 

 

León aportó bandas en ambos géneros. Bloodthirsty desde principios de los años 90 protagonizó diversos conciertos en la ciudad, alternando con bandas nacionales e internacionales. En esos años existió una banda llamada Sepulcro, que grabó dos demos en formato casete profesional. Con el tiempo se disolvió y sus exmiembros formaron las bandas Serpent Blood, que proponían un Death Metal técnico, y Satán, una banda de Black Metal que sobrevive de aquellos años y que concentra blasfemia directa, sin miramientos. Grabarían su obra Ópera de Muertos y posteriormente presentarían Ritual de Media Noche, que tuvo menor distribución, pero no menos reconocimiento, convirtiéndose en una marcada influencia para algunas bandas que se iniciaron después el país.

Shemhamphorash inició en esa época. Tuvo un momento importante dentro de la escena local, ya que propusieron un sonido denominado ‘depresivo’, cuando este no se usaba dentro del metal, dejando un legado de músicos que más adelante serían parte de  bandas como Infernoctum y Ars Goecia; promotores de un Black Metal crudo, contrastando con partes acústicas. Se editó un demo llamado Goetic Circle en 2016.

Tezcatlipoca, también de León, comenzó en 2009 con su Black Metal prehispánico. Esta banda se abrió paso en la escena gracias a su gran calidad musical, utilizando instrumentos prehispánicos en sus actos en vivo. Su producción se titula Ipehualtiyayohually, que  significa: “donde comienza  la  noche”.

Siendo un género poco reconocido en México, el Black Metal se ha hecho de un importante número de seguidores y se ha extendido a lugares donde parecía que nunca llegaría a sonar. Si bien, es predecible en sus notas para la mayoría, también es bastante elaborado, creativo y no es tan fácil de ejecutar como se cree. Esto comprueba que quien lo escucha, o quien lo ejecuta, no lo hace por tendencia o moda. El Black Metal se vive y aunque muchos no quieran reconocerlo, ahí está.

Más de Metal: http://bit.ly/lvciferw

 

 


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899