A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

Vida y obra de Francisco Barajas 

León, Guanajuato

Música

Vida y obra de Francisco Barajas

Por José Ulises Hernández Muñiz e Israel Andrés Lugo López   30/06/17

José Ulises Hernández Muñiz e Israel Andrés Lugo López, nos invitan a conocer al pianista y compositor leonés Francisco Barajas, quien murió a los 28 años no sin antes dejar una importante semilla en toda una generación de músicos locales. De su obra se conserva poco aunque abarcó una variedad de formas distintas entre música religiosa y profana. 

 

Durante el siglo XVIII, Johann Sebastian Bach (1685-1750), Joseph Haydn (1732-1809) y Wolfgag Amadeus Mozart (1756-91) nutrieron sus respectivas creaciones con danzas y cantos populares, cuyas formas incorporaron metamorfoseándolas de manera espléndida a su escritura. Más tarde, en el siglo XIX, algunos compositores europeos como Liszt (1811-86), Dvorak (1841-1904), Smetana (1824-84) y muchos otros imprimieron elementos de música popular.

Los compositores mexicanos de dichas generaciones no fueron ajenos a este movimiento. Joaquín Beristáin (1817-1839), Aniceto Ortega (1825-1875), Tomás León (1826-1893) y Melesio Morales (1838-1908), entre otros, iniciaron así el romanticismo mexicano.

En la ciudad de León, veía la primera luz el pianista y compositor Francisco Barajas el 2 de abril de 1868. Sus primeros estudios musicales los realizó en la Escuela de Artes y Oficios del Seminario Conciliar Tridentino Leonés, que existió entre 1864 y 1881. Su maestro fue el Sr. D. María Yáñez. Al terminar, continuó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música, donde tuvo como maestro de composición a Melesio Morales, con quien entabló una buena amistad. Obtuvo los primeros puestos en los concursos celebrados en dicha institución. Ya titulado, regresa a su ciudad natal en 1892, donde destacó su labor como compositor y maestro. Desafortunadamente, muere a la temprana edad de 28 años, el 24 de abril de 1896, sembrando la semilla de toda una generación de músicos locales, cuyo máximo exponente es sin duda Manuel Gutiérrez Tinoco (1880-1963), de quién hablaremos en otro número.

Lamentablemente, de la obra de Francisco Barajas se conserva una pequeña parte, aunque abarcó una variedad de formas distintas entre música religiosa y profana, como canciones, maitines, himnos, obras para piano, zarzuelas, dos misas, una ópera y otra inconclusa. El artículo que publicó la revista El Pueblo Católico de León, en julio de 1894, termina diciendo sobre el estreno de su Misa: “una de las más hermosas composiciones que han resonado en las bóvedas de nuestra basílica”. 

 

Obras

Cantares.- “Al sagrado corazón de Jesús”. Letra del presbítero Eugenio Olaez. Editado por H. Nagel.

La obra es de carácter religioso. Forma: Introducción y siete estrofas con estribillo. Desarrolla la pieza en do# menor dándole sentido con los acordes que definen dicha tonalidad (do# m y sol# M), sin embargo termina en un inesperado Mi M. Contrastante manejo de la textura, con un canon a dos voces como introducción y en las estrofas la melodía es acompañada por un pequeño bloque de dos o tres notas. El ritmo y la tensión que provoca el bajo hacen de ésta una voz con mayor protagonismo, cuya función es que el coro tenga un carácter conclusivo.

Fragmento (Primera estrofa):

“Si el sufrimiento
duro y penoso
ha de servirme
para ir a ti,
aunque mi carne
tiemble de espanto,
*Jesús divino,
¡Quiero sufrir!
 

Canto de una hija de María.- Para soprano y coro con acompañamiento de órgano. Letra de Pablo de Anda.

Carácter religioso. Forma: Introducción y 7 estrofas con estribillo. Allegretto de tan sólo 17 compases. De textura homófona, es decir que las tres voces llevan la misma rítmica. La primera parte es fácil de entonar y la segunda requiere de un buen sentido melódico y afinación.


Bolero.- Dedicado a Melesio  Morales.

Interesante y complicada pieza de 74 compases de 3/4  que al  interpretarla al mismo tiempo de principio a fin y de fin a principio se obtiene la misma pieza (contrapunto de cangrejo). Sin duda inspirada en el bolero español Guardami, de su maestro Melesio Morales; ambas están en La menor, mismo compás, ritmo y armonía, pero desarrollado de una manera distinta. La primera experimental y la otra de corte español.

 

 


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899