A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

5 de las mejores películas ocultistas 

León, Guanajuato

Cine y Escénicas

5 de las mejores películas ocultistas

Por Juan Ramón Velázquez   26/10/16

La filosofía oculta ha seguido su cauce subterráneo a través de nuestra historia, emergiendo de vez en cuando hacia la cultura para esparcir con más eficacia su mensaje. La imaginación y la libertad como estandartes supremos (consignas nada lejanas de las vanguardias artísticas de nuestro tiempo) signan estas obras que podrían poner en peligro su visión del cosmos y la realidad.

 

 

The Devils (Ken Russell, 1971)

Urbain Grandier fue un cura francés condenado a la hoguera por hechicería después de que unas monjas ursulinas de su localidad sufrieran supuestas posesiones diabólicas. El caso nos legó documentos que registran pactos firmados por el mismísimo Satanás.

Ken Russell hace de este material histórico un festín inverosímil que ataca todos los frentes. Las fantasías de la abadesa del convento (Vanessa Redgrave, grandiosa) con el padre Grandier disfrazado de Cristo —o viceversa— son apenas un aperitivo para el festín de histeria, violencia y sexualidad retorcida que brota sin cesar desde la pantalla. Al mismo tiempo relato político, cine de explotación, de horror y de vanguardia, 'The Devils' es una película relativamente difícil de conseguir pero que amerita todos los esfuerzos.

 

 

Häxan (Benjamin Christensen, 1922)

Cuesta trabajo pensar en cómo habría reaccionado el público de los veinte ante este portento de oscuridad perversa, sadismo e imaginería demoníaca. Es difícil porque la fuerza de esta película no parece haber disminuido ni un poco desde entonces.

Se trata de una de esas obras inclasificables. Por una parte es una especie de documental que versa sobre la cosmogonía medieval y el fenómeno de la brujería en aquellos tiempos. Por el otro, parece que deja la objetividad de lado para regodearse en el barroquismo macabro de sus dramatizaciones, que llegan a niveles de locura insospechados para cualquiera —sobre todo para aquellos que opinan que el cine silente (¡O en blanco y negro!) es aburrido de por sí. Una vista obligada para cualquiera interesado, aunque sea de modo superficial, en la brujería y el satanismo.

 

 

A Field In England (Ben Wheatley, 2013)

Un grupo de desertores en la guerra civil inglesa se ven mezclados en una historia de tesoros enterrados, balbuceos alquímicos, hongos mágicos y pactos fáusticos, todo filmado con técnicas psiquedélicas en soberbio blanco y negro. Esta combinación improbable produce una película muy extraña y reafirma a Ben Wheatley como uno de los cineastas más inventivos de la actualidad.

 

 

The Wicker Man (Robin Hardy, 1973)

Este clásico del cine de terror fue alguna vez descrito como "el Ciudadano Kane del horror". Los cambios de juego que le propone a la audiencia no tienen rival; cambia el suelo de pseudo-documental a película musical a comedia de enredos a punto culminante de lo siniestro. La trama es así: un policía es solicitado en una remota isla de las tierras altas escocesas debido a la desaparición de una niña. El sargento Howie, un devoto anglicano, se escandaliza al corroborar que en aquel rincón apartado las costumbres paganas (incluyendo un abominable liberalismo sexual) han recobrado el lugar que otrora les arrebatara el Dios crucificado. Mientras avanzan sus investigaciones se da cuenta de que algo terrible está por suceder.

La fuerza inagotable de esta película proviene de diversas fuentes, pero en esta ocasión quisiera destacar el júbilo con el que son presentadas las prácticas de su hipotética sociedad pagana, lo distinta que es su cosmovisión con respecto a la estricta cristiandad que se encarna en el sargento Howie. En un diálogo memorable, el sargento se horroriza ante la idea de que un grupo de mujeres desnudas dancen sobre una fogata con la esperanza de que un dios les impregne su semilla. Aduce que en ese lugar se brindan falsas enseñanzas, falsa religión e incluso falsa biología. Lord Summerisle (el dueño de la isla, interpretado con la habitual maestría del inmortal Sir Christopher Lee) le responde que su Dios también nació de una virgen "impregnada, según creo, por un Espíritu. Tome asiento, por favor."

 

 

Inauguration of the Pleasure Dome / Lucifer Rising (Kenneth Anger; 1954, 1972)

Kenneth Anger es una figura ungida por el mito y la leyenda sin importar el ángulo con que se le enfoque. Cualquier aspecto de su biografía ofrece un aspecto extraordinario, pero no estoy seguro de que se le dé la importancia que merece. Este desnivel entre la calidad de la obra y su penetración en la atención popular quizá se deba a que decidió consagrar su carrera al cortometraje. Pero no hay que engañarse, la longitud de sus cintas es proporcionalmente opuesta a su calidad.

Anger trata de hacer cine religioso. Sus convicciones están con el ocultismo, específicamente con la corriente Thelema inaugurada por el hechicero inglés Aleister Crowley. Sus películas pueden, así, verse como propaganda espiritual.

La inspiración para Inauguration of the Pleasure Dome provino de una fiesta de disfraces a la que los invitados debían ir caracterizados como su "propia locura". El resultado es una montaña rusa que parece intentar la erosión mental de su audiencia a través de un asalto a los sentidos. Se filmó por completo en la casa de Samson de Brier (quien hace los papeles de Aleister Crowley, Cagliostro, Osiris, Shiva y Nerón). Incluye participaciones de la Mujer Escarlata conocida como Marjorie Cameron, Anais Nïn, el propio Anger y otros.

Lucifer Rising probablemente sea el momento culminante en su filmografía. El matrimonio alquímico entre Isis y Osiris conduce a un camino poblado de imágenes y metáforas memorables potenciadas por un soundtrack inconfundible, cortesía de Bobby Beausoleil —el primer miembro de la familia Manson convicto por asesinato, quien compuso, ejecutó y grabó la banda sonora desde la cárcel. Su final desquiciado es una nota de mal gusto elevado a alturas insospechadas.

 

 

 


Historias Populares
Historias Recientes

Instituto Cultural de León

Oficinas Generales
Edificio Juan N. Herrera s/n
Plaza Benedicto XVI, s/n
Zona Centro
León, Guanajuato, México.

E-mail: prensaicl@gmail.com
Teléfonos: (477) 716 4301 - (477) 716 4899